La iglesia hay que disfrutarla y no aguantarla

Hola ConfraPrédicas